1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Entendiendo la geopolítica, segunda parte

03 de mayo, 2021

Entendiendo la geopolítica, segunda parte

561

Federico Bauer

Esta columna y la anterior fueron inspiradas por la obra Repensar el Mundo del muy conocido y galardonado autor Moisés Naím; esta obra es un compendio de columnas publicadas en el primer lustro de la última década, y toca múltiples temas sobre la política global.

Hace algunos meses en algunas columnas he traducido billionaires como milmillonarios (billonarios es incorrecto) sin saber que este autor también lo había hecho varios años antes. Moisés Naím en una de sus columnas introduce el término “necrofilia ideológica”, el cual me parece excelente tema para el futuro.   

Regresando a la columna anterior, introduje mi preocupación de que los EE.UU. y sus aliados de la Unión Europea, más los miembros de la OTAN, están repitiendo los errores cometidos hace más de ochenta años.

Entre 1933 y 1939, Hitler convirtió a Alemania en una potencia industrial con fines bélicos, ante la mirada de asombro de casi todo el mundo, con resultados terribles. Ahora Alemania es el motor de Europa y colabora con los aliados de EE.UU. en buscar la paz mundial.

Pero la URSS fue diferente, por lo que escribí que en Potsdam Stalin había engañado a Truman y a Churchill, tomando Europa Oriental ante la mirada impávida de todo el mundo.

Un amigo muy apreciado me escribió que fue Roosevelt (FDR el mismo del New Deal), quien cedió a Stalin todo lo que quiso, en Yalta, cinco meses antes de Potsdam, y allí nace la Guerra Fría. Mi amigo se basa en el libro Eight Days at Yalta de Diana Preston.

Churchill trató de influenciar a Roosevelt, sin éxito, para evitar las concesiones que llevaron a la toma por la URSS de Europa Oriental.

Simultáneamente Japón estuvo en Guerra con China desde 1937 hasta septiembre 1945, en la cual llegaron a tomar un territorio importante de China. Al rendirse Japón ante los EE.UU., China recuperó su territorio, y Japón con ayuda de EE.UU., se reconstruyó y ahora es su aliado.

En la actualidad, Rusia como sucesora de la URSS, y China, están peleando por obtener la hegemonía mundial, que supuestamente todavía tienen los EE.UU.

Rusia y China tienen varias ventajas que pareciera que el mundo libre tolera y que constituyen ventajas en esta lucha todavía política:

Ambas naciones son potencias militares y nucleares de primer orden, por lo que inspiran respeto o miedo.

Este poderío lo utilizan para intimidar a sus vecinos, e incluso a tomar territorios.

Rusia puede cortar el suministro de energía a Europa, y China puede tomar Taiwan y cortar el suministro de chips al mundo.

Ambas naciones tienen mucho poder sobre la mayoría de los productores de petroleo y las rutas marítimas.

Ambas naciones financian regímenes dictatoriales a nivel global.

China es la segunda potencia económica y la mayor acreedora global.

Ambas naciones están lideradas por dictadores que mandan a asesinar a sus disidentes con impunidad, y que pueden tomar decisiones sin contrapesos.

El mundo occidental, amante de la libertad, tiene que despertar!

 

*Publicado en El Periódico el 04 de mayo del 2021.

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos