1. Inicio
  2. Columnas de Prensa
  3. Embargo no es bloqueo

27 de julio, 2021

Embargo no es bloqueo

405

Federico Bauer

Para entender la situación criminal, cómplice y partícipe del genocidio marxista-leninista que vive el pueblo cubano, tenemos que irnos a 1917 a Petrogrado (San Petersburgo), Rusia.

La Revolución de Octubre que depuso a Nicolás II colocó a Vladímir Ilich Uliánov (Lenin para los amigos) en el poder; poder absoluto sobre una sociedad agrícola a la cual le confiscaron sus parcelas causando la primera hambruna del sistema soviético.

En 1922 nace la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), cuya ideología era el marxismo-leninismo, ya que Lenin había sido víctima de ese cáncer que padecen todavía algunos intelectuales: las enseñanzas de Marx y Engels.

Lenin transforma esas teorías, que ya habían sido derrotadas en el campo teórico, en política de Estado, con el agravante de que su sucesor José Stalin las iba a tratar de globalizar.

En efecto, a la muerte de Lenin y el exilio de Trotsky, Stalin gobernó la URSS desde 1929 hasta 1953 con un sistema muy cruel e imperialista que continuó hasta 1991.

Stalin hizo un acuerdo con Hitler en 1939, con el fin de repartirse Europa, pero este pronto lo rompió y trató de extender su ambición colonialista (nacional-socialista) hacia la URSS.

En 1945, Stalin, habiendo sido salvado por los Aliados, firma pactos en Yalta y Potsdam con los Aliados con el fin de administrar Alemania.

Poco más tarde, la URSS, ya recuperada de los daños de la guerra, rompe los acuerdos que había hecho con sus salvadores e inicia el plan imperialista-marxista-leninista, un auténtico genocidio, solo comparable al que inició simultáneamente Mao en China.

La URSS en Europa construye el Muro de Berlín, y por la fuerza toma toda Europa Oriental.

Stalin también quería llevar su proyecto inhumano al otro lado del Atlántico, y su primer intento fue en nuestra patria, utilizando al cobarde Soldado del Pueblo.

Su segundo intento fue poner misiles nucleares en Cuba en octubre de 1962, por lo que los EE. UU. bloquearon el acceso a la isla hasta que la URSS retiró los misiles, a cambio del ofrecimiento de los EE. UU. de no invadir Cuba. Este fue el ÚNICO BLOQUEO, que idiotas lo siguen repitiendo durante casi 60 años.

La URSS retiró los misiles, pero durante más de 30 años otorgó ayuda económica y ayuda doctrinaria a Cuba, con el fin de introducir el genocidio marxista-leninista en Latinoamérica.

Cuba después de 1991 se quedó varios años sin apoyo económico, hasta que conquistó sin derramar sangre a Venezuela. Ahora que Venezuela también está quebrada, el gobierno cubano enfrenta a un pueblo con hambre, sin salud, cansado de que le mientan y ansioso de ya no vivir bajo la retórica de “Patria o Muerte”. 

Los EE. UU. desde hace seis décadas impusieron un EMBARGO AL GOBIERNO, no al pueblo cubano, como una medida de presión tibia para terminar la tiranía.

Cuba ha recibido inversiones de muchos países, turismo, remesas y subsidios multimillonarios, por lo que el embargo solo ha servido de excusa para mantenerse en el poder a la familia Castro.

Rusia, como heredera de la URSS, debiera indemnizar a Latinoamérica por el daño tan grande que nos ha causado en estos 60 años a través de la Revolución cubana.

 

* Publicado en El Periódico el 27 de julio del 2021. https://cees.org.gt/keystone/posts/61006471da48003e240ee4bb

Centro de Estudios Económicos y Sociales

(+502) 2338-7828/(+502) 2332-2420

cees@cees.org.gt

Universidad Francisco Marroquín Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10 Edificio de la Biblioteca Ludwig Von Mises, Primer Nivel Guatemala, Guatemala 01010Ubicación en Google

Contáctanos